La Fe mueve montañas y la oración mueve las manos de Dios

El fracaso es una bendición disfrazada

 

Aprende del fracaso y mejora tu futuro


El que no aprende de lo malo vivirá sumergido en el fracaso, Estoy convencida de que podemos aprender mucho sobre el fracaso para  transformarlo en un gran éxito. El fracaso es parte de la vida si estás intentando alcanzar la grandeza. 


El fracaso es algo que debemos aceptar como parte de la ruta que tracemos hacia el éxito. Este es un elemento muy importante y el número uno en la lista porque mucho de lo que impide que las personas persigan el éxito es el miedo a fallar y no llegar a su destino.


No es fracaso, son experiencias


Cuando aceptamos el hecho de que fallaremos, y eso está bien, entonces ya no tenemos nada que temer. En cambio, mantenemos los ojos abiertos y nos levantamos, nos adaptamos al fracaso y seguimos adelante.


El fracaso nunca es un fracaso a menos que no aprendas algo de él 

 

Así es, deberíamos dejar de llamar "fracasos" a estos obstáculos y empezar a llamarlos experiencias para el aprendizaje. Cuando fallas, lo primero que debes pensar es "¿Qué puedo aprender de esto?" 


 A veces, el fracaso es una bendición disfrazada. La gente no pensará mal de ti si fallas. Este es quizás el mito más grande y el que hace que nunca intentemos nuestros sueños. No lo intentamos por lo del qué dirán  sobre nosotros. Esa es la frase que más sueños ha arruinado en esta vida, Sin embargo, la realidad es que la gente te respetará por intentarlo. Lo único que he descubierto que la gente piensa mal de ti es si te manejas mal cuando fallas. Los perdedores adoloridos reciben la mala prensa, no las personas que intentan grandes cosas.


El fracaso no es el final sino el principio. Uno de nuestros mayores temores es que todo nuestro mundo se derrumbe si fallamos. O al menos el proyecto lo hará. ¡La verdad es que eso rara vez sucede! La mayoría de las veces podemos retomar, hacer algunos ajustes y seguir nuestro camino. Este es un nuevo comienzo. Ahora no es necesario seguir el camino que ya ha tomado, por lo que hay una opción menos que debe probar en su nuevo viaje.


A veces nos perdemos el éxito porque lo dejamos en medio de un problema y se convierte en un fracaso en lugar de un obstáculo que podríamos haber superado.. ¡El fracaso ocurrió solo porque renunciaron! Así que no se rinda, siga presionando, ¡y tal vez logre la victoria!


Lo mejor que hay que superar es el miedo al fracaso. La mayor parte de la batalla está entre nuestros oídos. Se ha dicho que "no tenemos nada que temer excepto el miedo mismo", y eso es cierto porque en la mayoría de nuestros "fracasos", el resultado final suele ser mucho menor de lo que temíamos. ¡Así que empieza a decirte a ti mismo las cosas buenas! Cambie la dirección de su pensamiento y comience a ver las posibilidades de éxito, no de fracaso.

Recuerde, si se analiza adecuadamente, el fracaso puede ayudarlo a avanzar en su futuro.

Hágase estas preguntas cuando falle:

¿Qué lección me deja de esto?

¿Qué no debo repetir otra vez?

¿Porqué  salió mal esto?

¿Cómo puedo empezar de nuevo?

¿Qué elementos necesito para asegurarme de que esto no vuelva a suceder?

Luego, use las respuestas a estas preguntas para trazar su nuevo curso


Publicar un comentario

0 Comentarios