La Fe mueve montañas y la oración mueve las manos de Dios

Cómo tener abundancia


Para llegar a tener abundancia en nuestra vida, se necesita tener consciencia y comprender el verdadero funcionamiento de la naturaleza, al tener este conocimiento usted tendrá la verdadera capacidad de crear la abundancia ilimitada en su vida.



En muchas ocasiones necesitamos tan solo un enfoque más espiritual para poder atraer la abundancia en nuestra vida, agradecer por todo lo que tenemos, por todas las cosas buenas y activar ese flujo abundante para entrar en armonía con la naturaleza.

La abundancia y sus manifestaciones

La abundancia se manifiesta no solo en la parte material, sino también en la parte espiritual, la abundancia es una travesía, no un destino.

Abundancia material: es aquella que se manifiesta a través de lo material, de los lujos que se obtienen por medio de la riqueza.

Abundancia espiritual: es aquella que se manifiesta a través del espíritu de esa tranquilidad y equilibrio que nos permite llevar una vida de calma.

Aunque la abundancia abarca muchos aspectos, se puede decir que cuando alguien  posee abundancia en su vida, es porque está experimentando gozo en distintas facetas, en la salud, tiene entusiasmo por la vida, vive lleno de energía y vitalidad, posee estabilidad emocional, bienestar y paz mental, pero sobre todo la abundancia del espíritu.

Percibir la abundancia en nuestra vida, es estar lleno del poder divino y manifestarlo en las diferentes facetas, para poder poseer abundancia material, es necesario tener abundancia espiritual.

Cuando empezamos a aceptar lo que tenemos en nuestra vida y verlo como un milagro de la divinidad, será desde entonces cuando comprenderemos el verdadero valor y significado de la abundancia.


¿Pero, como crear abundancia?

Dar gracias cada día a la divinidad por todo lo que nos regala: ser consientes de todo lo bueno que llega a nuestra vida

Vivir en paz y en armonía: llevar una vida equilibrada, ser resilientes y agradecidos.

Practicar el desapego por las cosas materiales: soltar todo ese pasado que nos impide avanzar, perdonar y sanar nuestro espíritu.

Ser más espiritual: agradecer a la divinidad por todo lo que somos y lo que tenemos.

Ser consciente de lo que queremos y lo que no: muchas veces no tenemos una visión clara de lo que queremos lograr y perdemos el tiempo en cosas sin sentido.

Tener claridad de los objetivos y propósitos que se tienen en la vida: esto permitirá ser consecuente y luchar por todo lo que queremos obtener.

Reemplazar toda creencia limitante: dejar atrás todos esos patrones mentales, que se han formado en nuestra vida desde el pasado.

Aprende a soltar: lo que tenemos no nos define, nos define es nuestra verdadera esencia, todo nuestro ser.

Buscar el crecimiento personal: dejar atrás esos pensamientos que nos impiden luchar por todo lo que queremos lograr.

Afirma que ya poseemos la abundancia en todos los aspectos de la vida, y esta se irá manifestando en pequeños actos, la vida no tiene que ser difícil, todo es cuestión de aceptar las cosas malas y agradecer por todo lo bueno que nos llega.

No solo se trata de querer tener abundancia, se trata de desear, de aceptar lo que nos corresponde como ley divina del universo, abrirse a todas las posibilidades de crecimiento y aceptación, la abundancia solo la recibiremos soltando todo lo malo, incluyendo las creencias limitantes y dejar fluir todo lo bueno, el universo tiene abundancia para todos.

 

 

 

 

 

Publicar un comentario

0 Comentarios